Consejos para preparar la casa antes de una reforma integral - Dekorland
17581
post-template-default,single,single-post,postid-17581,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Consejos para preparar la casa antes de una reforma integral

Consejos para preparar la casa antes de una reforma integral

Hacer en tu casa una reforma integral no es sencillo. Debes saber mucha cosas antes de empezar con ella. Pero probablemente te robe más tiempo del que habías pensado. Por eso, una vez tienes todo planificado, llega el momento en que los profesionales vayan a tu casa y se pongan manos a la obra. ¿Cómo tienes que preparar la casa para las semanas que estén en su interior? Te lo contamos. No sin antes recordarte que si tienes en mente hacer una reforma integral, hagas el cálculo aproximado desde nuestro calculador.

Reforma integral, cómo preparar la casa

Aquí van algunas de las cosas que deberás tener en cuenta unos días antes de que los obreros entren en tu casa para comenzar con la reforma.

  1. Contenedor de escombros. Hay profesionales que ya tienen acuerdos con empresas de contenedores, pero si en este caso te encargas tú de contratarlo, deberás solicitarlo con tiempo para que lo puedas tener en la fecha correcta en la puerta de casa. Recuerda que además deberás pedir permiso al ayuntamiento pues durante unos días ocupará parte de la calle.
  2. Permisos y avisos a la comunidad. Más allá de las licencias que tengas que solicitar al consistorio, recuerda que también deberás avisar a la comunidad de vecinos (en el caso de que se trate de un piso). Sobre todo pide permiso si vas a hacer modificaciones en la fachada (los cerramientos de terraza, por ejemplo, no siempre se autorizan).
  3. Relacionado también con el edificio, también prepara los espacios comunes para no ensuciarlos. Recuerda forrar las paredes del ascensor con algún material para evitar mancharlo. Y lo mismo con aquellos espacios que recorran los obreros con materiales y herramientas que puedan ensuciarlos (las carretillas ensucian y dañan bastante el suelo).
  4. Ruidos. Tanto una reforma integral como una reforma sencilla implicarán ruidos. Por eso deberás avisar a los vecinos con anticipación para que no les pille por sorpresa. Un punto muy importante es que se respeten los horarios establecidos para trabajos de estas características. Puede que a ti te corra prisa hacer una reforma pero los tiempos de trabajo tienen que ajustarse a lo establecido sin que esto ocasiones problemas a los vecinos. Si no se hiciera bien, podrían denunciarte.
  5. Tapar mobiliario y puertas. Si las obras que vas a llevar a cabo te permiten dejar el mobiliario en casa, te recomendamos que lo tapes con telas o plásticos para evitar que se ensucien o puedan recibir algún golpe involuntario que les cause algún daño. Lo mejor es que los coloques en el centro de la estancia para que los profesionales puedan moverse bien por las cuatro paredes de la habitación. Con las puertas, marcos y ventanas puedes usar cinta que las proteja sobre todo de la pintura o los líquidos que puedan dañar el barniz y el color de las mismas.
  6. Objetos de valor. Aunque los muebles no te los puedas llevar, hay objetos que sí podrás trasladarlos a otro lugar: cuadros, electrodomésticos, libros… Aunque no tiene por qué pasar nada, los profesionales trabajarán con más libertad si los retiras. ¿Dónde dejarlos? Una buena opción, si tienes alguno cerca, son los trasteros. Alquilar uno durante unas semanas (o incluso días) no tiene un coste demasiado elevado y garantizarás el cuidado de tus pertenencias, al mismo tiempo que los trabajadores no tendrán que estar pendiente de ellos.
  7. Tapar conductos. Si la calefacción y el aire acondicionado lo tienes por conductos, tápalos antes de comenzar cualquier reforma. Evitarás que entre polvo en ellos durante los trabajos.
  8. Preparar los materiales.  En el caso de que te hayas encargado de comprar tú determinados materiales que se emplearán en la reforma, deberás de hablar con los profesionales de las fechas estimadas para que tú los tengas preparados. Si por ejemplo tú has comprado las baldosas y los azulejos, pide que te informen sobre la fecha aproximada en la que comenzarán con esos trabajos para avisar al distribuidor y que te lo lleve a tiempo.

Anticiparte y estar preparado agilizará la reforma pero sobre todo ayudarás a los profesionales a que puedan hacer su trabajo lo mejor posible. ¿Vas a hacer pronto una reforma en casa? No lo dudes, pide presupuesto a Dekorlan, somos especialistas en reformas integrales, reformas de cocina y reformas de baños.

Ningún comentario

Introduce un comentario